Hornos

Hornos en todohornos.es bandejas de horno para reposteria

Consíguelo ahora: bandejas de horno para reposteria

bandejas de horno para reposteria

Cómo seleccionar hornos.

Los hornos amplían las opciones de cocinar y aceptan dar rienda suelta a tus talentos como cocinillas. En varios casos se recurre al horno, en vez de la vitrocerámica, para preparar los alimentos de modo más sano y con menos aceite.


Aspecto a tomar en cuenta al escoger un horno: el calor.

Los hornos tienen algunas diferencias en la forma de aportar el calor; así las puedes distinguir: Hornos convencionales: tienen dos resistencias (una arriba y otra abajo). Solo permiten cocinar en una bandeja. recomendados para un uso muy esporádico.


bandejas de horno para reposteria

Hornos multifunción: tienen dos resistencias (una arriba y otra abajo) y un ventilador trasero, que distribuye el calor más homogéneamente. permiten cocinar en dos escenarios, sin que se mezclen ni olores ni sabores. Son más económicos y eficaces porque precalientan el horno un 30% más rápido que los hornos comúnes.

Aspecto a tomar en cuenta al escoger un horno: el consumo energético.

Un lugar de vida medio en España, conformado por tres personas, consume cerca de 4.000 kWh al año. Los electrodomésticos son causantes de parte importante del gasto energético de una casa. Para ahorrar energía y, por tanto, ver reducidas las facturas hay que escoger electrodomésticos eficaces y usarlos con responsabilidad.


Los hornos consumen una media del 4% del gasto energético total que se consume en electrodomésticos en una casa en España. elige hornos eficientes para ahorrar en la factura. Los hornos llevan la etiqueta de eficacia energética. La eficiencia energética se mide en una escala de la A+++ (mayor eficiencia) a la D (menor eficiencia) y en ella se valora el consumo del electrodoméstico, nivel de ruido, eficacia… es primordial entender que el consumo de energía del horno, debido a que la diferencia de consumo entre uno u otro modelo puede resultar casi tres ocasiones mayor en los electrodomésticos de la clase D que en los de clase A+++.


bandejas de horno para reposteria

Los datos en los que hay que fijarse en la etiqueta de eficiencia energética son:

La marca del desarrollador del electrodoméstico.
La letra de la eficacia energética. Mide el valor de la A a la D (como se ha explicado anteriormente).
El volumen de la cavidad medido en litros.
El consumo de energía según el calentamiento tradicional.
El consumo de energía según la circulación forzada.

Aspecto a tener en cuenta al escoger un horno: el volumen y lugar de colocación.

Los hornos más comunes miden 60 cm y suelen colocarse debajo de la placa de cocina. Pero también hay hornos compactos de 45 cm de altura que pueden ser una alternativa de gran ayuda para disponer en columna y ahorrar espacio en la cocina. Si se elige este segundo caso, hay que situarlo a una altura adecuada para lograr acceder a su interior y manipular los comestibles sin inconveniente.


bandejas de horno para reposteria

En cualquier caso, hay que tomar en cuenta que hay que dejar un espacio libre para una correcta ventilación del horno.
Como hemos visto se tienen la posibilidad de disponer tanto unido a la placa de cocinas como de modo independiente y hay que conectarlo a un enchufe de 6 mm y 25 amperios.

Aspecto a tomar en cuenta al escoger un horno: apertura del horno.

Abatible frontal: es la apertura más recurrente. Es la apertura donde el asa del horno está arriba y se abre tirando de ella hacia uno mismo.
Apertura total: con carro extraíble. Su virtud está en su comodidad para introducir y sacar la comida evadiendo quemaduras. Pero su desventaja es que, al abrir completamente el horno, se pierde calor del interior y el proceso de horneado, asado o cocción puede alterarse, fundamentalmente cuando se hace repostería.
Apertura lateral: sigue siendo un horno con apertura abatible, pero a uno de los lados (dependiendo del modelo se va a abrir a izquierda o a derecha). Lo elegirás en funcionalidad de la composición de tu cocina.

Aspecto a tomar en cuenta al elegir un horno: la limpieza

Dependiendo del mayor o menor uso que se le vaya a dar al horno, se necesitará un modelo que se haga más fácil la limpieza.
Limpieza manual: cuando el horno ya esté templado, tienes que limpiarlo con un paño con agua caliente y vinagre.
Limpieza a vapor: los hornos que tienen una función de limpieza a vapor cuentan con un recubrimiento interior del horno con un esmalte particular para hacer viable la limpieza automática. El sistema es el siguiente: se debe vaciar el horno (de comestibles, platos o fuentes, bandejas…); verter un vaso de agua en el interior del mismo; ponerlo a calentar el tiempo y a la temperatura que indique el fabricante (en general, cuanto menos tiempo se ponga, más temperatura va a necesitar sin exceder los 270 grados) para conseguir que la mugre del interior se reblandezca; luego ya se puede seguir a limpiar el interior del horno pasando una esponja o paño húmedo.
Limpieza catalítica: nuestro horno explota el calor mientras cocina para absorber los depósitos de grasa y disolverlos, oxidando la suciedad. para ello estos hornos tienen unas paredes rugosas y ásperas, de modo que gustan la grasa sin quedarse pegada en ellas. El horno debe tener una temperatura de 200 grados durante una hora. Cuando acabe el tiempo y se enfríe el horno, ya se puede pasar un paño seco.
Limpieza pirolítica: nuestro horno descompone toda la grasa mediante calor, poniendo el horno a 500 grados de temperatura. gracias a ese sistema de autolimpieza los restos orgánicos se evaporan tras convertirse en agua y los no orgánicos se convierten en cenizas, que es lo único que habrá que limpiar, con un paño húmedo, cuando acabe el proceso (que puede oscilar entre 1 y 2 horas). Esta limpieza basta hacerla cada dos meses. La desventaja es que esa facilidad de limpieza provoca que gaste más energía para que el horno pueda llegar a esa temperatura tan alta. Configuraciones de uso que aceptan los hornos.
bandejas de horno para reposteria

Los hornos tienen dentro suyo numerosas alturas para que consigas regular la proporción de calor y las ubicaciones de cocción. La parte más alta del horno es la que concentra mayor proporción de calor. En esta zona se deben situar los platos que se quieran gratinar o dorar por arriba. La parte media del horno es la más utilizada porque ahí es donde se cocinan para que a todo el guiso le dé el mismo calor. La parte más baja del horno es la destinada a calentar o mantener con la temperatura de la cocción los platos. Paralelamente, cada horno tiene unos mandos para que consigas elegir si quieres que el más grande calor salga solo por arriba, solo por abajo o por ambos lados.
También tendrás una función en la que se verá una imagen de unas aspas: hablamos de la cocción con ventilador que permite que el aire circule por el interior del horno, de modo que los comestibles se cocinen más acelerado y homogéneamente. Algunos modelos tienen la posibilidad de incluir la opción de descongelar comestibles, que se mostrará con el icono de un copo de nieve, y de grill, ideal para asar a la parrilla, para gratinar y que los platos queden dorados y crujientes.

¿Cómo utilizar el horno de manera eficaz?

No abras la puerta del horno si no es infaltante. siempre que la abres se pierde como mínimo el 20% de la energía que se acumula en el interior.
Es necesario que el horno disponga de una aceptable iluminación interior. así se evitan las aperturas constantes para corroborar cómo va la comida y la falta de calor.
No utilices el horno para cocinar pequeñas cantidades de comestibles. aprovecha al máximo la capacidad del horno y cocina numerosos comestibles a la vez, en la medida de lo viable.
No uses el horno para recalentar o descongelar. podría suponer un gasto muy elevado. En platos que necesiten bastante más de una hora en el horno, no precalientes el horno. Es un derroche de energía innecesario.
Etiliza el calor residual: por tanto, apaga el horno un poco antes de terminar de cocinar.
Para proteger la seguridad en la cocina, sobre todo si hay niños, hay hornos que conservan la puerta fría, tal es así que aunque el horno esté en funcionamiento el cristal permanece frío. también hay protectores antiquemaduras de horno, que permiten continuar viendo lo que hay dentro, pero reducen la temperatura del cristal: están conformados por una lámina protectora que se coloca en el horno con ventosas y, luego, el asegurador que debes ubicar de forma sencilla por medio de cinta adhesiva resistente al calor. además hay bloqueadores de puertas, similar al de cajones. de todas formas además puedes asegurar los mandos del horno con unos protectores particulares para que los jovenes no lo puedan poner en desempeño ellos solos.

bandejas de horno para reposteria

bandejas de horno para reposteria

Busca el horno por tu marca favorita:

Participamos en el Programa de Afiliados de Amazon Product Advertising, este programa nos permite obtener comisiones de los productos que ofrecemos en nuestro sitio web.

Arlita para hornos leña
Bluegrass big horn
Crear horno minecraft
El horno tirso de molina
El molde de silicona sirve para horno de gas
Evolucion del horno microondas
French horn case detachable bell
French horn instrument
Hella twin tone horn
Horno aleman
Horno de almansa concurso de acreedores
Hornos de segunda mano en malaga
Lock horns
Tarta de requeson sin horno
Tortitas de verduras horneadas
OK | Más información | Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.